ropa usada

Para hacer compra y venta de tus prendas que sean susceptibles de ser recicladas tienes varias opciones.

1. Se puede montar un mercadillo en un sitio de tu casa y organizarte a través de redes sociales, animar a tus amigos a que también vendan su ropa.

2. Hacerlo de forma online tendrá mucho más éxito.

Cada vez se hace más grande este mercado, que se está convirtiendo en un negocio provechoso que consiste en como vender ropa usada por Internet, debido a que son pocos los sitios físicos que se dedican a dicha tarea. En Chile aún falta cierta evolución con respecto a la feria americana tan popular en Estados Unidos.

Cómo vender tu ropa usada por Internet

Si quieres adelantarte sigue estos pasos.

1. Seleccionar la ropa. Para saber como vender ropa usada es necesario realizar un inventario de lo que no se necesita ya en el hogar y se quiera vender. Es preferible seleccionar aquellas prendas de época que no sean de marcas importantes.

2. Ponerle un precio. Luego hay que estipular un precio que sea de la mitad de lo que costó originalmente. Si se tarda en vender, lo mejor es reducir su coste actual.

3. Buscar dónde venderla. Existen muchas webs donde vender la ropa usada. En casi todas habrá que registrase en los portales dedicados a como vender ropa usada y otros accesorios. Hay que completar su solicitud con los datos necesarios para que el negocio comience a funcionar y se reciban diversas ofertas para elegir la más apropiada. Eso sí, debéis saber que existen muchas páginas que piden comisión según el valor de lo que se ofrezca.  Pero también las hay gratuitas que no piden nada a cambio, con lo cual la ganancia es íntegra.

4. Catalogar tu ropa. También es importante catalogar el tipo de ropa que se ofrece, si se trata de ropa de mujer, de hombre o de niño, lencería, calzados o accesorios.

Uno de los ejemplos en Internet, que os recomendamos, sobre cómo vender ropa usada es la web eBay donde según esta página el 85% de españoles compran o venden artículos usados, y lo consideran la mejor opción en épocas de crisis. Ahora no hay excusas para saber cómo vender tu ropa usada y darle una segunda vida a las prendas que ya no usas.